Conectate con nosotros

SHOWS

Los Ratones Paranoicos dieron su último show en el Festival Nuestro

Nada es para siempre.

Publicado hace

el

Fotos: Mono Gómez

Luego de volver en septiembre pasado con un multitudinario show en el Hipódromo de Palermo y haber publicado un CD/DVD de aquella noche, los Ratones Paranoicos dieron su último recital, al menos por ahora, en el Festival Nuestro ayer por la noche. Una colección de hits y muy pocas palabras fueron la despedida de la banda stone.

Unas 15 mil personas disfrutaron por última vez de la Ceremonia

Luego de abrir con Ceremonia en el Hall, Juanse, Sarcófago, Pablo y Roy procedieron a dar una lección de rock and roll con sus clásicos como Sucia Estrella, Sigue girando, Isabel, Rock del gato y tantas otras canciones que son parte de la historia grande del género en Argentina. Al borde del escenario, Rolo de La Beriso disfrutó del show antes de dar el propio. 

Los Ratones cerraron la noche con Para Siempre y agradeciendo por “todos estos años de rock”, con un discurso más cercano a una despedida definitiva que a un impasse, o no.

Leer más
Comentarios

SHOWS

Sara Hebe hizo vibrar Niceto

Publicado hace

el

El sábado se presentó Sara Hebe junto a Ramiro Jota en Niceto Club. Durante dos horas, tocaron casi treinta canciones, e hicieron bailar y reflexionar al público con su rap. Los artistas invitados fueron Sasha Sathya Ft Dj Retumb4 y Chocolate remix, quienes oficiaron de teloneros.

La noche del sábado reunió a un público ampliamente feminista en Niceto Club. Los pañuelos verdes de la Campaña por el Aborto legal, al cuello, en la muñeca o colgados en las mochilas de los presentes, se multiplicaban por cientos. En una noche con una gran convocatoria, y antes de una larga gira por Europa, Sara Hebe, junto a su talentoso socio creativo Ramiro Jota, se despidieron literalmente a todo ritmo de los escenarios porteños, pero solo por un rato.

Sara y su gente, demuestran una vez más que la consciencia social no está ligada a solemnidades, sino más bien todo lo contrario. Su música deja en claro que la banda de sonido de los movimientos colectivos de resistencia no necesariamente debe caer en la obviedad de los modos menores, que llevan a lamentos victimistas. Siempre up-tempo y al ritmo de los bits, ella contagia poder popular, y cómo.

Pasadas las diez de la noche sonaron los primeros acordes de Desesperada, y explotó Niceto. El clima era de ritual colectivo, de celebración popular y miradas cómplices.  Con el pañuelo verde a la cintura, Sara no podría haber empezado más arriba su show. Con una melodía pegadiza y una letra potente, hizo bailar a su público con esta canción de su primer disco La hija del loco.

Junto a Ramiro Jota y a bailarines del grupo Cachengue y Sudor, dió el puntapié inicial de la noche, no sin recordar a Joe Lemonge y pedir la absolución para este varón trans que sufrió un ataque transfóbico y fue condenado a 5 años y medio de prisión por defenderse. “Basta de transfobia”, gritó Sara al finalizar su primer tema y el público vitoreó el nombre de Joe.

Le siguieron Autro No hay más, de su segundo disco Puentera y Los golpes, de Colectivo vacío, momento en el que Sara agitó su pañuelo verde, y el público también. Luego llegó el turno de Histórika, Jeni, y uno de los puntos más altos del show cuando sonó No puedo, tema en el que dos bailarines deslumbraron arriba del escenario con su performance.

El show, que duró poco más de dos horas, continuó con La vida no y Los rastas de mi barrio. En este punto el público se acordó de Mauricio Macri, y expresó con un canto popular su disconformidad con el gobierno de turno. Inmediatamente después el escenario se tiñó de púrpura, para dar paso a uno de los últimos singles de la artista: Violeta Perro. En este momento fue cuando se sumó al escenario Fernanda Arron, talentosa guitarrista y bajista. Un placer ver cada vez más mujeres arriba del escenario ganando espacios habitualmente reservados por el patriacardo para sus congéneres.

Llegó el momento de uno de los covers de la noche, con Desarmate, muy aplaudido por el público. Luego llegó el turno de El pedido. “Si pudiera hablar con algún Dios, le pediría un laburo para vos”, dice este tema en el que Sara aprovechó para pedir “Basta de despidos”, con la ovación de su gente. Siguieron Por favor, El juego de la luna y Un cambio, tema que reivindica la lucha de los pueblos originarios en nuestro país, y la ocasión perfecta para que la cantante recordara a Santiago Maldonado y a Rafael Nahuel.

La cantante, que en pocos días comenzará una nueva gira por el viejo continente, comenzó luego a rapear  La modelo, un cover de Clotta infaltable en sus shows. Luego llegó el turno de su último single MMQTF (Menos mal que tengo fuego) momento en el que la rapera apareció con un cambio de ropa y fumando en el escenario. “Es el último que me queda, el de la suerte. Voy a pedir un deseo: no volver al pasado, no volver al FMI”, pidió Sara y su público sin duda estuvo de acuerdo. Sus fans ya aprendieron su nuevo tema, que salió dos días antes del show, y aprovecharon para regalarle cigarrillos, en alusión a su reciente canción.

Esa mierda fue otro de los momentos culmines. Con una artística muy acertada en cada tema, la pantalla gigante de Niceto fue otra de las protagonistas del show. El momento disco de la noche llegó con un cover del famoso I Follow you, de Likke Li, que hizo mover a todo el público. Uno de sus temas más populares, Asado de Fa, fue el siguiente. Al terminar de cantar, Sara hizo uso de la palabra para pedir “Aborto Legal en hospital, aborto legal con misoprostol”, rapeó la cantante con la complicidad de todos los presentes, y el escenario se llenó de luces verdes.

El último bloque del show incluyó a Ho! de su último disco, El marginal, conocida por ser la cortina de la serie homónima, seguido por Otra vez y Tuve que quemar. Antes de despedirse, no podía faltar Lujo popular, canción que repite“Ay, desapareciste por mi, y ahora aparezco por vos. Ay, sé lo que sufriste por ver este lujo popular”. Al terminar, Sara y su público cantaron “Cómo a los nazis les va a pasar, a dónde vayan los iremos a buscar”, en memoria de los 30 mil detenidos desaparecidos durante la última dictadura cívico-militar. El final llegó con Sufre nena y Vagaboom, momento de altísima energía en el que Sara se tiró al público literalmente, pero sin dejar de cantar.

En su show despedida de Buenos Aires, Sara Hebe demostró, con una energía imparable, por qué es la rapera más famosa del país. Muy emocionada y agradecida con su público, lejísimos de cualquier divismo y estrellato, demostró una vez más que la música es un elemento de resistencia cultural, y su público bien que lo sabe.

Leer más

SHOWS

The Kooks hizo bailar al Luna Park

Publicado hace

el

Foto: Rafa Ruiz

The Kooks regresó al país después de más de un año de su última visita. Los de Birmingham tocaron en el Luna Park en lo que fue un oasis en medio de la tormenta. Con solo una hora y media, el recital fue fugaz pero cargado de clásicos en el marco de su gira The best of The Kooks.

Un montón de personas baila, entre risas, una canción de pop independiente en el campo del Luna Park, afuera está diluviando y el reloj está por marcar las 21. Al finalizar el tema, las luces se apagan y las personas giran emocionadas, el show está por empezar. Un estilo de radio empieza a inundar el lugar y varios temas ochentosos como Another One Bite The Dust para introducir a la banda inglesa que vuelve a Argentina luego de su visita al Personal Fest 2016. 

El recital empezó con Eddie’s Gun, donde la banda hizo saltar y poguear a la gente que se movía como una masa uniforme. Luego les tocó el turno a The Sofa Song y a Ooh La, antes de que llegue Bad Habit, el hit de su último álbum Listen. Durante este tema el escenario se tiñó de rojo con las luces y la gente empezó a saltar como si su vida dependiera de eso.

Pegado a eso vino She Moves in her Own Way, un clásico de la banda donde aquellos que estaban reticentes a unirse al baile se acercaron para cantar con el resto del público, mientras la banda se preparaba para tocar la seguidilla de Westside, Do you wanna y See me now.

Fue acá cuando entre risas Luke Pritchard, cantante de la banda, pidió perdón por su voz alegando que estaba enfermo, segundos antes de empezar a toser descontroladamente. La enfermedad no pudo parar el show que siguió sin mayores inconvenientes recorriendo varias canciones de todos los álbumes de la banda, producto del tour por los diez años de la banda.

Entre esos temas se encontraba No pressure, una nueva canción que es parte de un nuevo proyecto que ellos confirmaron que casi está terminado y que llegará más pronto de lo pensado.  La última canción antes de los bises fue Junk of the heart, que como el resto de las canciones movió al público de un lado a otro mientras cantaban a viva voz cada palabra de la canción.

La vuelta al escenario vino de la mano de Seaside, una de las canciones más tranquilas del repertorio de la banda de Brighton, que fue la calma que antecedió al huracan que fueron Always Where y Naïve, el cierre de un recital que como el fuego, ardió fuerte pero fue fugaz.

Leer más

ESTÁ PASANDO

Festival Nuestro: varieté de viejas costumbres

Publicado hace

el

Luego de una jornada amenazada por la lluvia en la que Eruca Sativa, El Bordo, y Ratones Paranoicos, entre otras bandas, La Beriso cerró la cuarta edición del Festival Nuestro. Frente a una marea de 15 mil personas, el cantante Rolo Sartorio aprovechó la ocasión para repudiar los piquetes y homenajear a Charly Garcia y Andrés Calamaro.

El power trío repasó Barro y Fauna, su último disco, frente a un público distinto del suyo en el que predominaban la insignia de La Beriso. Con soltura y confianza la banda dio un show que incluyó la participación de Sol Pereyra en varias canciones.

El Bordo volvió a los escenarios porteños luego un tiempo que los encontró girando por el interior del país. El grupo liderado por Ale Kurz adaptó la setlist de su gira, que estrenó en el Luna Park el año pasado, a los tiempos del festival y cerró con el anuncio de dos recitales en Groove y Flores para festejar los 20 años de la banda.

Los Ratones Paranoicos dieron un último show con sensaciones más cercanas a una despedida definitiva que a una pausa.

Lejos de pasar desapercibidos, La Beriso dio un cierre por momentos polémico. Rolo Sartorio aprovechó su momento de gloria en la capital para repudiar los piquetes bajo el lema: “Hoy la revolución es el respeto”. Todo hubiera quedado ahí pero además sentenció que “tirar piedras y cortar calles quedó en los 70”.

Con Mañana, La Beriso abrio el show en el que sonaron clásicos como No me olvides, Tan sola, Cómo olvidarme y Ella, esta última en homenaje a las víctimas de femicidio. Además de homenajear a Diego Maradona con su remera, Sartorio y compañía hicieron lo mismo con Charly Garcia al interpretar Los Dinosaurios y con Andrés Calamaro con Estadio Azteca. El eufórico cierre fue con Traicionero.

Leer más

LO MÁS LEIDO