Conectate con nosotros

SHOWS

Kase.O en el Luna Park: crónica de una misa rapera

Publicado hace

el

Un escenario en negro se sitúa en el centro del Luna Park. Unos haces de luces iluminan el aire, viciado por el humo del show de Militantes del Climax que había terminado hace apenas media hora atrás. Un circulo se enciende en el centro del escenario y empieza a girar mientras Dj R de Rumba se sube al escenario y suelta una base que se transforma en El Circulo, la introducción del último álbum de Javier Ibarra Ramos, más conocido como Kase.O, quien en escasos segundos estaba bailando y rapeando contento con el público.

Al terminar el tema, y antes de iniciar con su siguiente canción, Kase se tomó unos minutos para hablar con la gente acerca del recital que tenían adelante. “Hermanos y hermanas, aquí vamos a ejercitar el cuerpo, el alma y la mente“, dice con la seriedad y el tono de un pastor evangelista, una descripción extraña pero que realmente define a Ibarra. Es el pastor y sus recitales son como una misa.

Una misa extraña donde el mensaje está en las letras de las canciones, como Esto no para o Yemen, donde el Aragonense escarba en sus momentos más oscuros y en las perversiones de la guerra, con un rap social. No obstante no todo es serio y se permite cada tanto tocar algunos temas más movidos como No se que hacer o La cúpula, un tema de su amigo, y compañero en Violadores del verso, So-Hai.

La primera mitad del recital fue sin problemas y, tras una historia de personal sobre una noche en Zaragoza, su ciudad natal, empieza a decir “nena tu eres un desliz…” las primeras palabras de Mazas y Catapultas, uno de los temas románticos de su último disco y, junto a Mitad y Mitad, el cierre de la primera parte del recital.

Cuando volvió al escenario empezó a cantar Da Igual, una canción de su anterior banda. Pronto se subió Mufasa, una figura del rap nacional a hacer un poco de freestyle sobre una base de R de Rumba y se baja para dejar subir al artista más joven de la noche, el hijo del chófer de Kase.O, quien con 13 años empieza a marcar el ritmo de Rap vs racismo, la canción de El chojin, mientras que Ibarra rapea la estrofa que el hace en el tema, para cerrar el primer bis del recital encaminando todo para el cierre.

La segunda, y última, vuelta empezó en penumbras, donde se mostraba al rapero sentado en una silla con los ojos cerrados mientras que, siguiendo con los paralelismos religiosos, una luz divina lo iluminaba desde el techo para cantar Basurilla, una canción bastante personal donde Ibarra desnuda su vida ante el oyente. No obstante, sabiendo que no puede dejar al público en una nota tan baja, vuelve a subir todo para hacer el verdadero final con Cantando y Ballantines de Violadores del verso, el final de una fiesta que, seguramente, se volverá a repetir.

Leer más
Comentarios

SHOWS

Barbi Recanati presentó temas de su primer disco solista

Publicado hace

el

Foto: Martina Henarejos

Tras su alejamiento de Utopians, Barbi Recanati se explora su etapa solista. El 11 de abril hizo un show acústico en Funes Birrería donde presentó tres temas que siguen la impronta del rock  alternativo que caracterizaba a su antigua banda y que serán parte de su próximo disco: Teoría espacial, Pensaba en vos, pensaba en ellos y Se va a caer. Esta última con una particular esencia revolucionaria y feminista: “Estos tiempos son los nuestros / Te pasaste de la raya explicando qué está mal /¿No lo ves? Se va a caer / ¿No lo ves? Es claro esta vez”.

“Los estamos grabando ahora para subir alguno en estas semanas y después vamos a seguir grabando de a poco, más que nada porque estamos haciendo canciones todavía en el camino. Hay tantas canciones dando vueltas por ahí que preferimos tocar en vivo y elegirlas bien”, contó Barbi sobre este nuevo álbum, que se está gestando en el Estudio Átomo. Es la primera vez que la artista vuelve a grabar luego de la separación de Utopians, que tuvo su puntapié inicial con la desvinculación de la banda de Gustavo Fiocchi, tras aparecer denuncias de acoso a menores en su contra.

Además, la artista, fan confesa de Patti Smith, también incluyó en el show dos covers acústicos de Pissing in a river y Dancing Barefoot. Foto: Martu Henarejos

Esta nueva etapa la tiene al frente, pero no sola: la acompañan Tomás Molina Nera en batería, Mario Luis Romero en el bajo -antiguos compañeros de banda-, y se suma su marido, Juan Manuel Segovia, como guitarrista. “No es un camino que elegí tomar, es un camino en el que me encontré y decidí seguirlo. Empezamos a hacer canciones con la idea de armar una banda y después salimos con mi nombre porque nos pareció lo más natural, porque las canciones están mucho más politizadas que con Utopians. Estuve doce años en una banda y en ese período en el que estábamos componiendo nos dimos cuenta de que era momento de pararme desde un lugar diferente”, explicó la artista, que también está trabajando en dos proyectos musicales paralelos en el que todas las integrantes son mujeres.

El 21 de abril se presentará en el Centro Cultural Kirchner con la banda completa como parte de “Rock en ascenso”, un nuevo ciclo de conciertos y entrevistas con exponentes de la escena indie nacional, donde compartirán fecha con Bestia Bebé“Estuvimos de invitados en un recital de Eruca Sativa hace poco, donde hicimos una prueba de fuego con nosotros mismos, pero es la primera vez que nos presentamos con este formato y con las canciones nuevas formalmente”, adelantó.

Leer más

NOTICIAS

Fabiana Cantilo repasa su carrera con “Proyecto 33”

Publicado hace

el

Fabiana Cantilo presentó esta semana Proyecto 33,  dos CDs y un DVD  grabados en vivo en noviembre de 2016, durante tres presentaciones en el Teatro Maipo, en las que compartió escenario con distintos maestros y compañeros de ruta como Fito Páez, Daniel Melingo, Pipo Cipollati, Hilda Lizarazu, Celeste Carballo, Claudia Puyó y Fena Della Maggiora. “Es mi vida entera en el rock”, sentenció la cantante sobre esta nueva obra, que repasa los 33 años de su carrera musical y contiene dos canciones de cada uno de sus trece álbumes, entre los que se encuentran algunos registros muy exitosos como La dicha en movimiento, de Los Twist; Detectives, con producción de Charly García, y algunas versiones de clásicos del rock argentino, como Inconsciente colectivo y Prófugos.

El 33 es un número poco común para festejar un aniversario. “El 11, el 22 y el 33 son números maestros. A mí me encanta la astrología, la numerología, la magia, la geometría sagrada”, explicó Fabiana sobre el porque de esta elección. Proyecto 33 fue editado por Pelo Music, contó con la dirección musical de Cay Gutiérrez y Marcelo Capasso – que trabajaron con ella anteriormente en Información Celeste e Hija del rigor- y la producción general y artística de cuatro mujeres que la acompañaron en este camino: Cintia Pulido, Bárbara Márquez , Laura López y su madre, Silvina Luro. Además, está especialmente dedicado a su padre, Gabriel Cantilo, que falleció dos meses antes de los shows que se grabaron para este trabajo discográfico.

“Uno de los que más me gustan es De qué se ríen, que fue mi primer disco con temas propios. Como la compañía no estaba de acuerdo y eché al productor, me pusieron a toda la prensa en contra, pero ¡fuck! lo saqué igual. También disfruté Información celeste y Superamor. Son los tres discos que más me gustan de mi carrera, además de la época de Los Twist”, afirmó la cantante.

Luego de tantos años de trayectoria, todavía le quedan cosas pendientes: “Escribí una película junto a Sebastián Mónaco donde van a actuar Inés Estévez, Gastón Pauls, Griselda Siciliani, Fito Paéz y muchos amigos de toda la vida. A mí nadie me va a contratar, entonces voy a ser protagonista de mi propia película. Eso me tiene muy divertida. Una vez terminado el guión, empezamos a rodar. Es cine independiente, así que tiene sus tiempos”. La cantante también adelantó que ya tiene preparado un próximo disco, que aún no tiene nombre pero que va a ser acústico y cuenta con la producción del cantautor Ezequiel Borra.

 

 

Leer más

SHOWS

Simón y Jaime siguen primeros

Perras is indie house.

Publicado hace

el

Fotos: Mono Gómez

El festival Buena Vibra celebró ayer por la noche su sexta edición en la Ciudad Cultural Konex. Con un público cargado de nihilismo adolescente, la velada tuvo sus sorpresas y grandes momentos, como la presentación de nuevo material de Perras on the Beach.

La noche arrancó con el show de Coral Casino, quienes lanzaron hace días su nuevo EP, Summer Romance. Con visuales minimalistas, el dúo conformado por Lara y Roque se paseó entre sus melodías, mezcla de R&B, hip hop y tropical, que tanto los caracteriza. 

El segundo turno fue para Louta, que minutos antes de arrancar su espectáculo se lo podía ver jugando al fútbol tenis en la canchita improvisada del patio de la Ciudad Cultural. Una vez más, Jaime James supo deslumbrar al público con una fórmula gastada pero que todavía puede exprimirle su jugo. Para su presentación llevó todo, sus plantas, sus bailarines, su esfera con papelitos, el cuadro, las nubes, el sillón y todo eso a lo que el performer de 23 años nos tiene acostumbrados. Se espera que el artista lance para mitad de año un nuevo disco bajo el sello de Sony Music, por lo que el público está expectante a una renovación del show.

A Simón Saieg se lo podía ver dando vueltas por todo el patio del Konex, sobretodo junto al Daytona, del que quedó afuera en varias rondas porque sus amigos le sacaban el lugar. Para cuando llegó el turno de Perras on the Beach, el juego ya estaba libre y las columnas del Konex no dejaban espacio para respirar.

Las Perras despidieron su disco debut, Chupalapija, con una intro digna de Una Nueva Esperanza, ya que presentaron el show con una apertura al mejor estilo de las películas de Star Wars, con un crawl y el Main Title de John Williams. Y si Coral Casino se destacó por lo minimalista de sus pantallas, los mendocinos destacaron por la psicodelia que se proyectaba a sus espaldas, desde merengues flotantes que se bifurcan hasta el emoji del policía que se multiplicaba y serpenteaba en Municipalidad, un tema dedicado a “todos esos gatos que tienen poder y no hacen nada de lo que tienen que hacer”.

Además recibieron varios invitados, como Cocó Orozco, Lucca Beguerie y los chicos de Jvlian —que ayer lanzaron su nuevo disco, Crisis— en Australia. Antes de finalizar adelantaron que su próximo material va a estar lleno de oscuridad porque “el mundo está cagado”, sentenció Simón, aunque queda un rayo de esperanza en las mujeres, a las que les dedicó el show. “Ayer fue un día histórico”, dijo el joven de 19 años haciendo alusión al paro mundial del 8M.

Para cerrar la noche Poncho se sumergió entre beats y sintetizadores digitales de la mano de un set que hizo bailar las columnas del Konex. Una fiesta, toda la Buena Vibra.

Leer más

LO MÁS LEIDO