Conectate con nosotros

ENTREVISTAS

Eneas y Los Keeper presenta su primer álbum en The Roxy

Publicado hace

el

Foto: FB @ENEASOFICIAL

Eneas y Los Keeper tocará hoy a las 22 en The Roxy – La Viola Bar de Palermo para presentar su primer álbum Rock N’ Roll Pampa’s. El cantautor, nacido en la ciudad de Avellaneda y que desde el 2001 forma parte de la escena local porteña, declaró que en este disco busca “un sonido original, sin salir del rock nacional y proponiendo una estética country y folk”.

Producido por Alejandro Kurz, cantante de El Bordo, y Pablo Spivak, bajista del mismo grupo, el material cuenta además con la colaboración de músicos como Hernán Rupolo de Octafonic, Pablo Vidal de El Kuelgue, Tomás Brugues de Oriana y el comediante Lucas Lauriente. El anticipo del disco fue el single Morena, lanzado en diciembre de 2017. Según el cantante, las influencias de este nuevo álbum van desde Johnny Cash hasta Soda Stereo, siempre tratando de amoldarse a los ritmos modernos.

Eneas emprendió su camino solista luego de tocar en una banda de punk. Según él, “este género y el country tienen mucho en común por la rapidez, la diferencia es que se toca con diferentes instrumentos”. Ha grabado en el estudio Fuera Del Túnel, del barrio del Abasto, y fue invitado a interpretar una canción en el estudio Sun de la ciudad estadounidense de Memphis, por el productor Matt Ross-Spang.

Con una campaña de promoción importante para Rock N’ Roll Pampa’s, el músico afirma que tuvo que volcarse totalmente a las plataformas digitales ya que en sus trabajos anteriores la venta de discos compactos no lo ayudó: “Con mi primer EP hice un trabajo artesanal independiente que no me dejo nada. Los equipos de música ya no vienen con lector de CD, por lo tanto no tiene sentido lanzar material en ese formato”.

Las entradas para el show de esta noche se consiguen por AllAcces y cuestan 200 pesos.

Leer más
Comentarios

ENTREVISTAS

Todo Aparenta Normal: “Nos dejamos llevar por lo que sentimos”

Publicado hace

el

Este domingo 20 de mayo Todo Aparenta Normal se presentará en Niceto. A un poco menos de un año de la salida de su último disco, Stereo se acercó a la banda de Don Torcuato para hablar de el momento de la composición, como es trabajar los videoclips y sobre el futuro de la banda.

Su disco anterior es mucho más pesado, más a la garganta. Este disco nuevo es más tranquilo, temas relajados ¿Fue algo premeditado o salió así?

En realidad no se que nos llevó. Seguro fue la música. Sentimos que quizás este disco no es menos violento que el otro sino que toca más los extremos. Cuando se pone más cancionero se pone más cancionero y cuando se pone más rockero se pone mucho más rockero. Por ahí en retrospectiva, si escuchás todo el disco tenés dos temas que son más pesados y después canciones tranquilas. Fueron las canciones que nos fueron saliendo y por suerte el disco tiene una especie de orden conceptual. Muchos de los temas fueron compuestos en conjunto y lo que pasaba era eso, que se fue dando de esa manera. Fue la película que quisimos contar y se fue dando así la cosa. Salió solo, natural.

Hablando de conceptos, su videoclip del tema ‘jinete’ tiene un estilo muy marcado ¿Ustedes tienen ganas de seguir bajo esa línea estética a la hora de hacer los videoclips?

Nos gusta que haya un hilo conceptual en todo lo que suceda en el disco. A su vez, en contraposición de esto nos gusta mucho lo lúdico, la espontaneidad de que este video es así y el próximo capaz que no tiene nada que ver. Estamos apuntando a encontrar nuestros parámetros estéticos, pero estamos en constante mutación. La verdad que si te digo que sí, que es lo que creo que va a suceder, te estaría mintiendo. Nos dejamos llevar mucho por lo que sentimos y al mismo tiempo permitimos que la persona que está grabando y dirigiendo el video nos lleve en su propio viaje. Obviamente tenemos nuestras miradas y nuestras objeciones, pero nos encanta jugar de esta manera.

¿En la música también son así?

Si y no, buscamos de quien dejarnos permear digamos. La última palabra la solemos tener nosotros, así que cuando hay algo que no nos gusta no tenemos ningún pelo en la lengua de decirlo. Al mismo tiempo tratamos de rodearnos de gente que nos inspire, y eso viene con darle el voto de confianza a esa persona, como pasó en este disco con Tweety. Nos dejamos permear obviamente, pero hasta cierto punto y siempre tenemos entre los cuatro una idea muy definida de lo que queremos mostrar y, si en algún momento, la cosa aparenta ir para otro lado y la sentimos, vamos.

¿Les ha pasado eso de cambiar radicalmente de rumbo?

Creo que pasó con Aquelarre, que fue una canción a la que le buscamos mucho la vuelta. Anteriormente era muy rockera y queriamos darle la estructura de una canción gigantesca. De repente nos dimos cuenta de que estaba bueno algo que pasaba en dos momentos, los juntamos, lo simplificamos y terminó siendo un tema que es solo con guitarras. Una canción cortisima. Por ahí ese es el caso más extremos, pero creo que por lo demás no, las canciones las planteamos así y se van articulando.

Ustedes hacen, en Youtube y Facebook, una especie de minidocumental atrás de la grabación del disco, que es algo que uno no ve cuando consume un disco. ¿Como surge esta idea?

Parte desde registrar ese momento tan único como es la grabación de un disco, que es algo que siempre que lo hicimos nos marcó. A veces cuando a vos te gusta un artista, buscas conciertos en vivo o sesiones para ver cómo trabajan. Eso es algo que nos gusta y nos atrae porque aprendemos de lo que está pasando ahí.  Nos pareció lindo liberar este contenido al público para la gente que quiere investigar como se grabó el disco, nos pareció algo piola. También para verlo nosotros en diez años y decir, que loco diez años atrás lo que estaba pasando.

¿Creen que les sirve a ustedes para canalizar algo esto?

No se si para canalizar pero si para comparar. En retrospectiva es eso, poder ver ese momento. Cuando hacemos estas cosas tratamos de ni enterarnos que nos están filmando, estás con la cabeza en la grabación.  Requiere de mucha meditación grabar así que no eramos concientes, si bien sabíamos que la cámaras estaban ahí, en el momento te olvidás. Esos son los mejores momentos. Obviamente que mostramos el cinco por ciento de lo que pasa, pero está bueno que algo se vea.

¿Que tienen planeado para el domingo?

Festejar. Pasan muchas cosas así que por suerte tenemos varios motivos preparados. Es nuestra primera fecha fuerte en 2018, entonces la idea es celebrar todo lo que pasó y recibir a toda la gente nueva que se fué acercando. Tambíen está cerca de una fecha importante que tenemos nosotros que es la de cumplir años con el grupo, se van a cumplir nueve años de que nos juntamos a tocar en vivo y a hacer música juntos así que entre todas esas razones estamos para hacer una gran fiesta, una gran juntada y pasarla bien. Vamos a tocar los temas del último disco y a hacer un repaso de todo el repertorio de Todo Aparenta que va aumentando poco a poco la cantidad de temas y se hace más difícil la elección de la lista de temas pero eso también es lindo.

El año que viene se cumplen diez años de la banda y dos de este trabajo ¿Vamos a tener una nueva obra de Todo Aparenta Normal?

Si te digo te miento, pero ya tenemos bastante material para empezar a compaginar y después de un año de salido el disco ya es un tiempo suficiente de empezar a decir cosas nuevas

Leer más

ÍNTIMO

Kase.O: “He logrado bajar mucho el nivel de exigencia y de sufrimiento a la hora de escribir”

De Violadores del Verso al Círculo

Publicado hace

el

“La función del arte es expresar tu esencia pura”, explica Javier Ibarra Ramos, conocido también como Kase.O, mientras escupe frases que merecen ser escuchadas. El aragonés formó parte de Violadores del Verso, un grupo de rap que revolucionó el género de habla hispana. Veinte años después de su primer EP sigue siendo vanguardia: ahora por sí mismo.

Once meses pasaron desde su última visita a Buenos Aires cuando presentó por primera vez El Círculo, su primer disco solista: Dos mil personas alcanzaron a verlo y hoy tendrán la posibilidad siete mil más. El Luna Park le cede el trono al rey del rap español.

El Círculo es el primer disco que lanzas como MC solista ¿Qué representa en tu carrera?

Logró que igualara al personaje que es Kase O con Javier Ibarra: abandonar el miedo a que significa mostrarme a mí mismo. Ese, creo, fue el reto del disco: mostrarme como soy. Puse todo mi esfuerzo para lograr que palabras de mi primer disco solista pudieran ser defendidas por mí ante cualquier audiencia: desde mis padres a otros r​apers, pasando por fans hasta periodistas. Me gusta pensar que con esta fórmula he logrado triplicar mi público, que me los he ganado con este álbum, y que si han venido a mí es porque les ha gustado un trabajo donde me siento pleno.

¿Por qué era importante poder mostrarte así?

Porque he entendido que la función del arte es expresar tu esencia pura. Si mientes, no puedes defender tu arte. Puedes dártela de lo que no eres, aparentar ser más violento de lo que eres, más rudo de lo que eres, crear un personaje que no eres. Mi búsqueda fue fundir el personaje que había creado con quien soy. Estar contento conmigo mismo. Mirar este disco y decir “soy yo mismo”, exponiéndome con mis defectos y mis debilidades. Una confesión, eso sana.

Has dicho, luego de terminar este disco, que te sentís un “artista libre”, ¿qué significa esto?

Que me he liberado de miedos y que he roto prejuicios que me ataban a ciertos cánones del rap y a mi tradición de raper duro. Antes sentía que no podía hacer una canción romántica o una canción feliz. A mi me gusta poder sonreír en el escenario. Cómo puede ser que por defender la postura de un tipo duro no puedas sonreír en todo un show.Es jodido. Tienes que ir puliendo tu mensaje para que la gente luego te vea en un escenario y diga: “es él mismo”. Me liberé en ese sentido y musicalmente.

Escribir las letras de El Círculo ha sido un proceso duro y hasta doloroso…

Sí… Había que tomar muchas decisiones por uno mismo. Quería que todas las palabras estuvieran medidas y eso se convirtió en un infierno. Me sentía con mucha responsabilidad por mí mismo, por la cultura y por lo que esperaban de mí los seguidores. Crear en esas condiciones fue jodido. He escrito en el sufrimiento y eso no me ha hecho resignarme a escribir. Pero es cierto que el disfrute viene cuando terminas. Antes no.

¿Sentís que te sacaste un peso de encima?

Absolutamente. Siento que ya no tengo que demostrarme más nada. Ahora he empezado con un ejercicio a raja tabla que he llamado Mates de Rap: bajo al estudio y me pongo un ritmo, escribo sin tanto seso​, ni tanto corazón como le puse a mi último disco. Lo hago simplemente por diversión, para que mi cabeza esté fresca. Ahí hago letras más banales, de basileo, simplemente rimar palabras y que tengan un poco de flow​. Lo paso muy bien porque no tengo la presión de que sean letras para un disco que será histórico. De todas maneras esas canciones van a salir aunque aún no se cuando.

¿Te considerás poeta? 

Es raro… Evidentemente sí. Hay muchas similitudes entre un poeta y un rapero. Es el amor que le tienes al lenguaje, la expresión a través de las palabras. Lo que no soy es escritor. De todas maneras, hacer canciones no es lo mismo que un poema. Yo después lo interpreto, le doy una intención: hago música, soy un hacedor de canciones.

Además de canciones ¿Escribís en otros aspectos de tu vida?

Escribo un diario personal del que he sacado rimas. Un diario sobre la época que llevo y en el que escribo cómo me siento. Durante la producción de El Círculo lo he hecho y de ahí he tomado líneas para algunas canciones. Hoy en día no lo estoy haciendo y tampoco es algo que me salga hacer todo el tiempo naturalmente. Por lo pronto he logrado bajar mucho el nivel de exigencia y de sufrimiento a la hora de escribir.

Leer más

ÍNTIMO

Benjamín Amadeo: “No le tengo pánico al cambio”

Publicado hace

el

Foto: Laura Moraña

No me quiero acostumbrar nunca a la idea de que estoy invitando a la gente a un Opera, nunca me va a dejar de parecer algo maravilloso” cuenta Benjamín Amadeo mientras piensa sobre el show, hasta ahora, más importante de su carrera. Con su primer disco el músico logró mostrar al público un costado más humano y auténtico, lejos de las cámaras y las pantallas.

Vida Lejana representa un quiebre en su carrera, una inflexión que lo posicionó en un lugar que logra disfrutar de una manera distinta. Sin embargo, no se puede pensar en el músico sin asociarlo con el actor que encarnó personajes en Casi Ángeles, Un novio para mi mujer o Tu Cara Me Suena. La construcción del artista, antes de concierto el próximo 14 de abril en el Teatro Ópera.

Más allá de la música, en los últimos años se te vio en otras facetas como Sin Codificar o en Periodismo Total de Martín Garabal ¿Es una pasión que no se abandona?

Tengo una canción que dice “hay pasiones que no se pueden dejar”, y es imposible suponer que uno pueda abandonar una pasión. Después tenés que ordenar tus prioridades para hacer foco y ser preciso en lo que querés hacer, pero yo nunca voy a abandonar la actuación.

¿Por qué elegiste dar ese vuelco más a lo cómico?

Se fue dando. En el mundo de la televisión, a menos que tengas un soporte muy grande, vas un poco a donde te llaman, porque sucede así. A mí no me llamaban para la comedia, tenía que cumplir otras funciones dentro de las historias. Tu Cara me Suena fue un programa al cual yo pedí audicionar, porque sabía que lo podía hacer bien. Había firmado el día anterior contrato con Señores Papis por todo un año con Telefe. Cuando mi mánager me llamó me contó que me iban a recibir pero que no me tenían mucha fe, porque no conocían esa faceta mía. Me eligieron y pasé a ser parte del elenco del programa.

En esa época te acercaste un poco a la música…

Si, era una forma de que me escuchen cantando. Toco la guitarra y canto desde siempre, pero nadie lo sabía porque nadie tiene porqué saber las cosas que te apasionan. Entonces yo me mostré cantando.

Cris Morena marcó una generación de una rama de artistas como Lali Espósito, Piru Saez, Rocio Igarzabal, entre otros, ¿a vos cuánto te influyó haber trabajado con ella?

Me enseñó y me marcó el camino con el compromiso y el trabajo. Si vos querés hacer música, poné todo para eso. Ese es el mejor aprendizaje que tuve con Cris. Y quienes lo han tomado y trabajaron con ella, han podido cosechar y cumplir ciertos deseos en su vida. No soy de su escuela, porque trabajo de antes de estar con ella, pero si fue muy importante esa etapa para mí.

¿Te sentís más cómodo en un set de grabación con cámaras o en un escenario con músicos?

Disfruto de los dos. Hoy en día la adrenalina que me da el escenario no la encuentro en un set de filmación. Me pasó que estaba grabando el disco y a la mitad tuve que parar la grabación porque filmé la película La última fiesta. Fue una locura increíble, tenía emoción por hacerla y viví el proceso con intensidad y amor al proyecto. Independientemente de dónde y con quién esté, el proyecto me tiene que entusiasmar. Eso sobrepasa todo.

Foto: Laura Moraña

Meses atrás se difundió en distintos medios opositores el precio de tu show en el festival Ciudad Emergente y se utilizó ese número para cuestionar tu presencia por ser hijo de un funcionario público, ¿cómo vivís estas situaciones?

No hablo de política y no me meto en política. No es algo que me interese, así que no me siento dentro de su universo. Si la ligo de alguna manera es de rebote, pero realmente no he tenido problema. De hecho nadie sabe, no interesa.

Ya anunciaste que Abel Pintos va a participar de tu show en el Ópera, el año pasado fue al revés, vos abriste su show en River, un estadio en el que no tocan muchos artistas hoy en día…

Es muy loco decir que estuve tocando en River. Estoy en un proceso de desarrollo, de mostrar mi música a la mayor cantidad de gente que pueda, porque esto es algo nuevo para la gente y quizás también para mí. Han pasado cosas muy lindas en muy poco tiempo, que han hecho que el proyecto crezca y nos de mucha confianza para seguir escribiendo y haciendo canciones. Con mucha alegría, trato de naturalizar lo suficiente para que no me vuele la cabeza, pero no lo suficiente para que yo me acostumbre a estas cosas. No me quiero acostumbrar nunca a sentir ese entusiasmo. Cualquier cosa que suceda con mi música para mí es un aniversario, algo maravilloso. Si estoy en el taxi y escucho mi tema en la radio, le pido al chófer que no hable.

Hablas de hacer llegar tu música a la mayor gente que se pueda y algo similar pasó cuando hiciste la cortina de Showmatch…

Fue una locura porque lo hice durante tres años. Un año la hice y la canté yo; al otro año la escribí pero la cantó Candelaria Tinelli, y el tercer año que fue el anterior Marcelo eligió la canción 10 mil de mi disco para cerrar su programa. Le agradecí tanto porque no podía creer que haya elegido la canción. Para mí es un regalo, porque no pretendía hacer esa canción para la cortina de cierre.

¿Cómo ves la industria de la música hoy?

Los discos casi que no se venden, y eso lo sostiene el vivo. Hay que ganárselo y luchar por eso, nunca hay que olvidarse del público. Te pone muy a prueba el concierto y a mí me encanta eso. Me parece alucinante que subís el disco y lo escuchan en cualquier parte del mundo, es una muestra de la parte positiva del streaming. Los que hacemos la música, ustedes que la comunican y la gente que la consume, estamos todos acomodándonos a una nueva era, probando cosas hasta que en un momento se defina cómo vamos a vivir, transitar y consumir la música.

Hablás de la parte positiva del streaming, ¿cuál sería la negativa?

Creo que no hay parte negativa, pero si se puede pensar que se haya perdido la pieza de la obra por el álbum. Baja lo que es el arte complementario de un disco, hay algo de lo físico que estaba bueno pero ya no importa. Estamos todos aprendiendo qué es lo que se va a venir y acomodándonos a eso. No le tengo pánico al cambio, me parece que es lo único incondicional y que no hay que enojarse sino adaptarse. Las canciones van a seguir siendo canciones, y la música va a seguir produciendo lo mismo. Estamos averiguando entre todos cuál es el medio para que eso suceda.

Leer más

LO MÁS LEIDO