Conectate con nosotros

DISCOS

Jack White – “Boarding House Reach”

En el ojo de la tormenta.

Publicado hace

el

En el relato bíblico del Diluvio Universal, perteneciente al libro del Génesis, Yahvé le ordena a Noé que construya un arca de madera de Gofer y le avisa que mandará un diluvio que acabará con la vida en la Tierra, puesto que la perversión humana había alcanzó sus límites y no tuvo más remedio que reiniciar la creación. Asimismo, también le ordena que suba al arca una pareja de cada especie animal para que, cuando bajen las aguas, puedan reproducirse y repoblar el basto territorio.

Pasaron tres años desde que Jack White publicó Lazaretto, su segundo álbum solista. Tres años en los que, entre otras cosas, el rock and roll dejó de ser el género más escuchado para cederle el trono al rap y al hip hopPara marzo del 2017, White se encerró en un pequeño departamento de Nashville, Tennessee, con un grabador de 4 pistas y un viejo y anticuado mixer para empezar a darle forma a lo que sería su tercer disco como solista, Boarding House Reach.

El disco, publicado bajo su sello personal, Third Man Records, es el arca de Noé del rock and roll. El ex White Stripes colocó un poco de blues, otro poco de jazz, algunos arreglos gospel, un riff con reminiscencias al rock podrido de Led Zeppelin, pasajes con ruidos extraños a lo Frank Zappa, beats y voces procesadas a lo Kraftwerk y unas notas de Jay Z para dar forma al último grito de un género gastado y golpeado por el paso de los años del que pareciera que ya nada podía salir a flote.

El disco abre con Conected by Love, la primera canción que salió del departamento de Tennessee y la primera en publicarse como single del disco. En esta apertura, el músico estadounidense se valió de un sintetizador, un órgano Hammond y coros salidos de una iglesia protestante para mezclar pasado y presente en un artista que quiere avanzar al futuro sin olvidarse de dónde proviene.

En Why Walk a Dog? se puede escuchar, por primera vez, la guitarra de White ensuciada por el Big Muff y en Corporation se plantea la idea de armar una corporación, porque “esa es la forma de conseguir adulación en estos días”. La ironía está en que no sólo ya la hizo, sino en que el cantante de The Raconteurs y The Dead Weather  se volvió una corporación en sí mismo.

Nacido en Detroit, Michigan, bajo el nombre de John Anthony Gillis, White es el menor de diez hermanos. A diferencia de los jóvenes de su edad que vivían en Detroit, fieles seguidores de la música electrónica y el hip hop, la cual no le causaba ninguna impresión, creció escuchando a Son House, The Mississippi Sheiks y Loretta Lynn. Sin embargo, a medida que fue creciendo, le adquirió el gusto al rap y otros géneros, hasta convertirse, salvando las distancias, en un David Bowie moderno, un muchacho de la clase media baja enraizado en la música afroamericana. Esto queda en evidencia en canciones como Hypermisophoniac o  Ice Station Zebra, un rap cantado sobre una base jazz funk al mejor estilo Prince.

Everything You’ve Ever Learned comienza con la voz computarizada de White que se va apagando para dar paso a una voz de protesta salida de un megáfono sobre ritmos tribales, en donde el cantante plantea una serie de interrogantes a un alocutario y se responde solo, como “¿ querés todo?, entonces puedes tenerlo todo” o “¿querés verlo todo?, es sólo cuestión de abrir bien los ojos” para después desatar la furia punk dentro de él.

Get in the Mind Shaft es una de las composiciones más experimentales del disco. Con fuertes reminiscencias al krautrock alemán, White se mezcla entre voces sampleadas y sintetizadores para dar rienda suelta a una de las canciones más rebuscadas de la placa. Para terminar, el músico de Detroit nos remarca que “lo que está hecho, está hecho”, y se despide, al final de Humoresque, con una orquesta jazzera apagada y azul.

Como Noé antes del diluvio, o como la Bóveda Global de Semillas de Svalbard, en Noruega, el ex White Stripes comprendió que se acercaba el final y se puso a trabajar en el arca de la salvación de un género que se extingue lentamente. Así, White logró el disco más ecléctico y experimental de su carrera que, si no lo salva, contiene todo lo necesario para que algún día pueda llegar a resurgir.

 

Leer más
Comentarios

LO MÁS LEIDO