Conectate con nosotros

ÍNTIMO

Luca Bocci: “Los nuevos artistas se están dando cuenta que el rockstar pasó de moda”

El rock no ha muerto

Ilustración: Luca Bocci por Heinz

Publicado hace

el

Por fin llegó el día, con ustedes, mi primer trabajo como solista”, escribió Luca Bocci el 28 de marzo de 2017, en la publicación de Youtube donde dio a conocer Ahorasu disco debut. Diez meses después, el álbum lleva casi 500 mil reproducciones y el joven mendocino se convirtió en una de las revelaciones de la música nacional, tocó en distintos escenarios de Argentina, Uruguay, México y Ecuador, y este año se presentará en Lollapalooza y Cosquín Rock. Sin embargo, el trovador post millennial reconoce que “van a ser unos shows más”,  y que en realidad lo que le suma es “tocar con amigos y no con headliners”.

Antes de empezar a ser conocido en la escena, Bocci fundó sellos, produjo festivales y colaboró en distintas bandas. “Cuando vinimos a Buenos Aires teníamos otra visión, y por eso nos fue bien”, reconoce el cantautor, en referencia a los días en los que ély los demás integrantes del Manso Indie, término acuñado por el periodista Yumber Vera Rojas para referirse a toda la nueva camada de nuevos músicos mendocinos, vinieron a la capital argentina a presentarse en los principales escenarios.

La casa en la que el joven músico vivió junto a un amigo desde principios de 2016 hasta mediados de 2017 no fue solamente la génesis de su primer trabajo sino que también fue cuna de otros proyectos. En el antiguo edificio que el músico alquilaba por poco dinero en una de las zonas más cotizadas de la capital cuyana tocaron Francisca y Los Exploradores, Perras on the Beach y Usted Señalemelo. “Mientras grababa el disco en otras habitaciones había ensayos o distintos talleres, era una especie de centro cultural. Todo lo que pasó en esa casa se impregnó en mi disco. Tenía como magia ese lugar”.

Los diez temas que conforman Ahora navegan por distintos géneros y denotan influencias que van desde la canción uruguaya (“Detener”), pasando por el dance electrónico en “Fujín ama a Rajín” o el rock nacional con tintes de Fito Páez y Luis Alberto Spinetta. En un mismo disco, el músico y productor de 22 años encontró un espacio en el que se puede samplear al compositor y arreglador de orquesta Carlos García (“Era de piscis”), y a la vez incorporar bases de hip hop como en “Archipielago”.

¿Por qué crees que el disco tuvo tanta repercusión?

Porque te permite ponerte en mi lugar, como que todos pueden ser todos o yo puedo ser todos. Porque es un álbum que habla de necesidades o de deseos muy simples, cosas del día a día.

¿Qué es lo que más te gusta y lo que menos te gusta de tu comparación con Fito Páez?

Me gusta, porque la composición de Fito me parece sublime. Lo que no me gusta es que las comparaciones son tediosas, igualmente me la tengo que comer porque cuando hice el disco dije “esto suena a Fito Páez”. No lo conozco y tampoco lo busqué. Tuve la suerte de que se me acercó mucha gente a la cuál admiraba como Emanuel Horvilleur o Dante,  y me hablaron del disco. Pero Fito no me ha dicho nada, aunque seguro que ya lo escuchó.

Más allá de Fito, Spinetta o Charly, ¿Qué otra música te influenció mientras hacías el álbum?

El disco tiene mucha música de Mendoza: Las Cosas que Pasan, Mi Amigo Invencible, Perras on the Beach. En esa época también escuchaba a Kendrick Lamar, Tyler The Creator, Childish Gambino.

¿Y algún escritor o libro?

La verdad es que ya no estoy leyendo tanto, leía mucho cuando era adolecente, a escritores como Jorge L. Borges, Julio Cortázar, Manuel Puig, Truman Capote, Henry Miller, Charles Bukowsky. También leí a Hegel y a Nietzsche pero no entendí nada.  Hace poco encontré un libro que me hizo volver a las lecturas, “Crónicas Marcianas”, de Ray Bradbury, me flasheó.

¿Sentís que te sirvieron?

Sí, hay muchos libros que están increíbles. Pero igualmente podés tenerla re clara y no haber leído nunca nada. Hay gente que cree que porque lee libros o escucha música que nadie escucha es más inteligente, y esos son los más chotos. Son las personas más ignorantes al final, no pueden ver más de lo que ellos saben. Hoy en día a la data te la da Internet, los libros son para románticos.

En los últimos años surgieron en Mendoza una cantidad de bandas como Usted Señalemelo, Mi Amigo Invencible, Simón Poxyran, Tito y Nacho, Perras on the Beach, y otras que hoy forman parte de  los principales festivales del país, han tocado en distintos escenarios. ¿A qué se debe este fenómeno?

En Mendoza todo lo que no hay lo tenés que hacer de cero, si querés ir a una fiesta copada, la tenés que hacer vos. Eso nos motivó a crecer y a ser más creativos. Por ahí en las ciudades que son más grandes y que tienen tanta plataforma innovar o romper es más difícil, pero en un campo más virgen no tan desarrollado tenés más espacio y otras oportunidades. Por eso también sirve el ida y vuelta, el intercambio, hay que empezar a abrir el panorama, no todo está en Buenos Aires ni en Mendoza, no importa el lugar, importa lo que tenés adentro.

En tu primer disco te adaptaste a los recursos que tenías. ¿Cómo vas a encarar al sucesor de Ahora?

Va a sonar mejor seguramente. Al disco lo puedo grabar en Electric Lady, en el mejor estudio del mundo o en el baño de mi casa, pero lo que importa son las canciones. Este año no creo que saque un disco solista, me la voy a jugar por mi otro proyecto, Alicia. Este va a ser el año de Alicia.

¿Cuál es la principal diferencia de todos las bandas que están apareciendo en los últimos años con respecto al rockero de otros años? Parecería que el rock se ha ido disolviendo en los últimos años, no solo acá sino en todo el mundo.

La nueva generación de artistas se está dando cuenta que el rockstar es la que no va, pasó de moda. Ahora va el chabón que puede hablar con vos como Mac Demarco.

En distintas entrevistas te has mostrado interesado con los movimientos de mujeres que surgieron en los últimos años. ¿Cómo ves la clásica imagen del rock machista?

Yo creo que todos en algún punto somos machistas, porque si crees que no sos machista estas siendo machista. Al hombre que levanta la bandera del feminismo no le creo, no porque no pueda haber hombres feministas sino porque es una lucha de las mujeres. Somos machistas tratando de dejar de serlo.

¿Fuiste a algún Ni Una Menos?

En Mendoza fui, siempre a acompañar, el rol del hombre es más pasivo. El hombre tiene que saber acompañar. Banco a morir a las mujeres que defienden a la lucha feminista. Las mujeres tienen que tomar el poder, tienen que decir estos son nuestros derechos, esto nos pertenece.

Ilustración de portada por Heinz.

Leer más
Comentarios

LO MÁS LEIDO